miércoles, 21 de octubre de 2009

Lo inalcanzable




Esos buenos viejos tiempos...
Las memorias indelebles.
¡Oh Dios,ese es el más cruel de todos los castigos!

Esa puerta traslúcida
intraspasable
e inamovible...

Que nos lleva definitivamente a la perdición.


Angeline C. H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada