martes, 19 de enero de 2010

Ambición frustrada



Y solo la espina de esa rosa
inyectará el antídoto
que acabará con su efímera existencia...
Y de ese modo la belleza se presentará ante ella
como la única salvación.
Y estallará en hermosos cristales
que ensordecerán al clamar...
¡Cuán grande es el dolor que provoca el anhelo!



Angeline C. H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada