sábado, 10 de abril de 2010

Delirios



Mi existencia no soporta tu aliento... 
Destrucción. 
Imploro tu silencio, solo así podrás satisfacer el amargo deseo de destronarte. 
¡Inaudito! 
 El sonido de tus palabras vacías oxidan el puñal de la miseria... 
¡Insoportable! 
 La sangre de mis venas es más hermosa cuando es liberada por tu causa. 
No sonrías al son de mi desesperación... 
Maldito seas. 


 Angeline C. H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada